viernes, 24 de junio de 2011

TORRE DON BORJA SANTILLANA DEL MAR

La Torre de don Borja es un edificio situado en la Plaza Mayor, antigua Plaza del Mercado, y ahora conocida por la Plaza de Ramón Pelayo de Santillana del Mar.

Su nombre procede de don Francisco Borja Barreda, último descendiente de la familia Barreda, en el siglo XIX y propietaria del edificio durante siglos, pasando posteriormente a otros dueños.

Su construccíon se remonta a finales del siglo XV y principios del XVI.

El edificio está formado por dos torres de tres alturas unidas por un patio interior y que está adosado a otros edificios de la plaza.

La torre que vemos es la principal, con su fachada a la plaza, cuya entrada se realiza por un soportal con acceso por un arco apuntado.

En la fachada a la plaza hay dos escudos góticos de la familia Barreda.

Torre de Don Borja en Santillana del Mar
Torre principal con la fachada a la Plaza Ramón Pelayo.

Hacia el fondo, patio interior y la otra torre.

Torre de Don Borja en Santillana del Mar

La Torre de don Borja es sede de la Fundación Santillana, que la utiliza para exposiciones.

Se encuentra en el centro del Casco Histórico de Santillana del Mar.

6 comentarios:

Cris dijo...

Hola Lito,
Me tomo un ratito esta tarde, ya de vuelta, para visitar los espacios amigos e ir retomando las costumbres y nos muestras Santillana (bella entre las admirables). Disfrutemos el momento pues...
Un abrazo
Cristina

Mª Angeles y Jose dijo...

Que fachada mas bonita y florida...

Un deleite para los sentidos.

Besos

Lito dijo...

Hola Cris.
Me alegra saber de ti de nuevo.
Santillana es un lugar al que uno vuelve a menudo, a disfrutar de sus calles y de sus edificios con toda la historia que llevan en sus piedra. Volveremos más veces.
Un abrazo.

Lito dijo...

Hola Mª Angeles y Jose.
La casa con las flores llama mucho la atención. La torre es muy curiosa, porque sólo se ve una. Santillana ofrece muchas visiones y es un buen lugar para volver de visita.
Un abrazo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Lito

Estuve en Santillana siendo una niña, y le debo una gran visita a esta preciosa ciudad. Se necesita tiempo para admirarla como se merece y poder disfrutar de ella.

Besotes.

Lito dijo...

Hola Mandalas, Espacio Abierto.
Tienes toda la razón, se necesita mucho tiempo para ver con calma la villa. Es un lugar agradable para pasar una buena temporada.
Un abrazo.