miércoles, 1 de septiembre de 2010

ISLA DE LA TORRE

La Isla de la Torre está situada frente a la Playa de la Magdalena, Playa de Bikinis y Península de la Magdalena en la Bahía de Santander .

Es una isla rocosa llana sin vegetación con una pequeña playa en marea baja a doscientos metros de la costa.

Parte de la isla está ocupada por la Escuela Cántabra de Deportes Náuticos donde se imparten cursos de vela.

Desde la Playa de la Magdalena es visible el embarcadero en rampa para descender al agua los carros con los barcos de vela.





Ver mapa más grande
En la imagen de google Maps vemos la Isla de la Torre en la Bahía de Santander.

Isla de la Torre
Isla de la Torre desde la Playa de Bikinis.

Isla de la Torre La Isla de la Torre y el puente de la Playa de Bikinis desde un lateral de las Antiguas Caballerizas Reales en la Península de la Magdalena.

Península de la Magdalena El puente de la Playa de los Bikinis.

En lo alto, entre los árboles, se distingue una de las torres del Palacio de la Magdalena.

Isla de la Torre Antiguamente estaba unida a la costa de la Península de la Magdalena por un puente del que se conserva parte de él.

El suministro eléctrico le llegaba por un tendido eléctrico en postes en el puente y después por otros situados en bases de hormigón fijados al fondo.
Todavía se conservan restos de las bases de hormigón para los postes.

Isla de la Horadada A trescientos metros de la Isla de la Torre y en la entrada a la Bahía de Santander se encuentra un islote con un pequeño faro, la Isla de la Horadada, o mejor dicho, lo que queda de ella, porque en el año 2005 un temporal derribó el arco natural que le daba el nombre.

Las rocas del arco han sido recuperadas y existen estudios de viabilidad para la reconstrucción en la cual hay cierta controversia pues hay opiniones contrarias a ello.

Está situada en una zona expuesta al oleaje y a las corrientes en la entrada de la Bahía.

Esta isla está unida a la historia de Santander por una leyenda:
San Emeterio y San Celedonio fueron unos mártires cristianos decapitados por los romanos. Sus cabezas llegaron a Santander en un barco de piedra que atravesó la isla dando lugar al arco y encayó en la costa.

San Emeterio y San Celedonio son los patronos de la ciudad de Santander cuya festividad se celebra el 30 de agosto.