sábado, 16 de julio de 2011

TORRE DEL MERINO EN SANTILLANA DEL MAR

La Torre del Merino en Santillana del Mar, también llamada La Torrona, se encuentra en la Antigua Plaza Mayor, antigua Plaza del Mercado, y actual Plaza de Ramón Pelayo, frente al edificio del Ayuntamiento de la villa y haciendo esquina a una de las entradas a la plaza.

Fue mandada construir en el siglo XIV para residencia y defensa del merino mayor, representante del rey, de las Asturias de Santillana.

Está construída en piedra de mampostería reforzadas las esquinas con piedra de sillería y estructura interior de madera.

Ha tenido varias reformas a lo largos de los siglos.
La más reciente transformó las almenas en ventanas y se cubrió con un tejado.



Ver mapa más grande

En la imagen de Google vemos Santillana del Mar y la carretera por la que llegamos, la CA-131.

Torre del Merino en Santillana del Mar
La Torre del Merino en la Plaza de Ramón Pelayo.

Vamos a ir por la calle que vemos a la izquierda, la Calle de Lindas.

Torre del Merino en Santillana del Mar
Desde la Calle del Racial vemos una fachada lateral de la Torre del Merino con sus ventanas góticas.

La Calle de Lindas es la que va un poco más arriba paralela a la fachada.

Torre del Merino en Santillana del Mar
Nos encontramos en la Calle de las Arenas, que bordea al oeste la Colegiata de Santa Juliana de Santillana del Mar.

A lo lejos la Torre del Merino.

6 comentarios:

mari dijo...

Хорошие и интересные фотографии! Мне нравится смотреть на старые улочки.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que rincones mas bonitos, sus callejuelas son de pelicula...

Besos

Lito dijo...

Hola mari.
Santillana del Mar es una villa llena de edificos que guardan una gran historia. Sus calles hablan de una epoca antigua de gran importancia. Ha quedado un conjunto de gran belleza.
Un abrazo.

Lito dijo...

Hola Mª Angeles y Jose.
Pasear por las calles de esta villa es sumergirse en otra época. Es un lugar con una gran concentración de edificos importantes antiguos. Es una maravilla de lugar.
Un abrazo.

Cris dijo...

Cuanto me alegra recorrer nuevamente estas calles, contemplando edificios históricos. Los he mirado veces y veces y no me cansaría de pasear por sus calles, sobre todo madrugando para saborearlo lo más solitariamente posible.
Un abrazo
Cristina

Lito dijo...

Hola Cris.
Uno no se cansa de pasear por sus calles y de imaginar como sería la vida en aquella época. Santillana del Mar es un lugar donde gusta volver. No te cansas de ella.
Un abrazo.